Fantasmas de la pena II



Y allí se encuentra la voluntad, que no fenece.
¿Quién conoce los misterios de la voluntad y su vigor?
Pues Dios es una gran voluntad que penetra todas
las cosas por la naturaleza de su atención.
El hombre no se rinde a los ángeles, ni por entero a la muerte,
salvo únicamente por la flaqueza de su débil voluntad.
JOSETH GLANVILL



                                              Angel caido. Luis Royo ( Portada del libro III de Milenium)
Consolando al angel caido con inútil ternura      
imagen angel caido dali
Ángel Caído, Salvador Dalí, 1951
Ilustración para la Divina Comedia de Dante



Ángel caído
Alexandre Cabanell

by Luis Ricards Falero
 Luis Ricardo Falero

Kirsi Salonen



            

Comentarios

Entradas populares